Teen girl getting a makeover

Cómo cambiar tu imagen y seguir siendo tú misma

El otro día haciendo zapping  pillé por banda uno de estos programas de cambios de imagen, la protagonista era una chica de trentaitantos que se encontraba en un momento bajo; sin trabajo, sin ilusiones y con varios “latigazos” que la vida le había regalado. Esperanzada por encontrar una salida a su situación, se sube a la pasarela de la tele y delante de medio país revela sus sufrimientos e inseguridades: “me siento fea”, “quiero cambiar”, “no valgo. Con la autoestima arrastrada se planta delante del jurado (formado por populares estilistas y bloggers) que le prometen hacerle feliz mediante un cambio de imagen que transformará su vida. Ella, sonríe con lágrimas en los ojos de la emoción.

Después viene el circo habitual del cambio de look: cortan su pelo, le maquillan, le compran ropa de un estilo diferente, le hacen una limpieza bucal, le dan pautas para caminar con esos tacones altísimos… Lo particular de este programa, es que durante todo el proceso de cambio ella no se puede mirar en el espejo, precisamente en ese factor sorpresa se encuentra la gracia del programa (si es que la tiene).

cambio-de-imagen-look
Imagen: themedievilboy ¿Qué estás buscando cambiar con tu cambio de imagen?

 

En la etapa final del show aparece la prota en el plató, todavía sin haberse visto y entonces todo el público se viene arriba, incluidos sus familiares y pareja que aplauden como locos su cambio de imagen.

Por fin llega el esperado momento donde se mira al espejo y cuando se ve…  empieza a llorar desconsolada balbuceando: No me gusto”, “No soy yo”, ante la mirada atónita del jurado y el público.

Todos le dicen y le repiten sin parar lo bonita que está, pero ella no para de llorar como una magdalena y así aparece el “THE END” del programa.  Un drama total!!

Y es que no me extraña para nada su reacción!! ¿Cómo te sentirías si de repente alguien te obliga a cambiar tu manera de ser, así de golpe y porrazo? “Mira, es que he pensado que es mejor que no seas tan discreta, así que te voy a convertir en una mujer llamativa y excéntrica” “Tampoco me convence tu dulzura, mejor te voy a transformar en una persona agresiva y dura”… Imagina que poco a poco te fuesen borrando todo lo que tú eres sin tu permiso, para transformarte en lo que “deberías ser” ¿Sería una locura, no?

cambio-de-imagen

Tu identidad y tu imagen personal son hermanas siamesas, por eso para sentirte bien con tu imagen, es importante respetar quien eres por dentro.  Entonces…

 

¿Cómo puedes  cambiar de look por fuera & sentirte bien por dentro?

#1 ¿Qué quieres cambiar realmente? Sincérate

Piensa cuál es la razón por la quieres hacer un cambio en tu imagen externa, qué es lo que quieres transformar y por qué. La mayoría de veces, el motivo que nos impulsa a hacer un cambio de imagen es más profundo de lo que puede parecer en un primer momento.

Yo misma me he pillado con las manos en la masa: cada vez que tengo vaivenes emocionales en mi vida cambio mi pelo,  lo tiño, lo corto y lo transformo intentado transformarme yo también.

Imagen: arthlete-loveyourbody Sé feliz con lo que tienes mientras trabajas por lo que quieres
Imagen: arthlete-loveyourbody Sé feliz con lo que tienes mientras trabajas por lo que quieres

#2 Trabaja en aquello que te gusta menos sobre ti

Normalmente decidimos tomar la determinación de cambiar algo nuestro porque no nos gusta, nos molesta e incluso lo repudiamos: “Odio mi culo”. Queremos que esa parte de nosotras desaparezca o se transforme como por arte de magia: “Ójala tuviera las piernas más largas”.

Sin embargo, es muy complicado que un proceso de cambio funcione si tenemos una lucha interna abierta. Hacer las paces con esa parte que no te gusta de ti y aceptarla es siempre la mejor manera de empezar a trabajar en ello. Aquello que no aceptas sobre ti es precisamente, lo que te hace sufrir.

#3 Camina a tu ritmo

Estamos acostumbradas a correr como desquiciadas por la vida y queremos todo para ayer. Pero cuando hablamos de cambios el paso lento es el más recomendable si queremos resultados duraderos y auténticos.

Se trata de incorporar nuevos hábitos y maneras de funcionar a largo plazo y esto no se hace de hoy para mañana. Lo siento, pero casi todas las fórmulas instantáneas y medio-mágicas no funcionan; las dietas milagro, zumos prodigiosos, hacer burradas en el gimnasio o los cambios de look radicales normalmente tienen un efecto negativo para nuestro bienestar.

#3 Mímate con locura

Pues sí, así de fácil y de complicado pero el quererse, reírse y disfrutar es vital para hacer cualquier tipo de cambio. Es cierto que el compromiso y el esfuerzo a veces pueden costarnos pero… ¡ojo! si durante tu proceso sientes que estás fustigando o maltratando alguna parte de ti, ese NO es el camino.

Cada una de nosotras ha de buscar cuál es la mejor manera de llegar a la meta, la que nos va a hacer sentirnos mejor, desde el amor y respeto hacia nosotras mismas.

________________________________________________________________________________________________________

¿Te gustaría trabajar algún aspecto de tu imagen personal, pero no sabes por dónde empezar?

A veces cuando estamos solas en un proceso de cambio es difícil hacerlo sola,en muchos momentos puedes sentirte insegura y desorientada.  En el taller Brave Women te acompaño a conocerte y disfrutar de ti mediante tu imagen personal, juntas  podemos trabajar para que te sientas bien contigo y con tu cuerpo siendo 100% tú.

bravewomenworkshop_editado-1

¿No vives en Barcelona pero te gustaría trabajar conmigo sobre tu imagen personal? Puedes consultar mis servicios de acompañamiento individual aquí  o escríbeme un email con tu consulta a hola@ifeelgoodbcn. Estaré encantada de leerte 😉

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.