Imagen:Buzzfeed

EL REENCUENTRO: TÚ & TU CUERPO EN VERANO

Después de pasar meses envueltas en  abrigos, jerseys gorditos de lana y largas bufandas, de repente: llega el verano. Y así de sopetón  vuelta a los tirantes, las mangas cortas, los vestidos sin medias, las sandalias y el bikini.

Puede que durante todos estos meses en Invernalia, cubiertas de cabeza a los pies, hayamos reparado poco en lo que había debajo de nuestra ropa  y…¡claro! Suben las temperaturas y nos encontramos de golpe y porrazo con nuestro cuerpo, como si fuera una aparición divina.

Llega el primer día que te vas a poner pantalones cortos,  flipas con el color de las piernas y se te escapa un “Ostia, que blanca estoy”. Empiezas a fijarte sorprendida en la forma de tus muslos, en tu barriga y en tu culo, como si no formara parte de ti. “¿Y este cuerpo me ha acompañado durante todo el año?” ¡Pues sí!

Imagen: Juego de Tronos
Imagen: Juego de Tronos

Podemos decir que el verano es un reencuentro obligado con nuestro cuerpo y con nuestra piel.

Es como una cita a ciegas que tenemos programada año tras año, lo curioso es que aunque nuestro cuerpo forma parte de nosotras a menudo cuando lo vemos no lo reconocemos. Esta falta de conexión entre nosotras y nuestro cuerpo tiene una influencia directa sobre cómo nos sentimos con nuestra imagen personal.

¿Cómo me voy a sentir bien llevando una prenda en la que enseñe mis piernas, si me da vergüenza mirarlas? ¿Cómo voy a escoger una prenda con la que me sienta a gusto, si no conozco mi cuerpo? ¿Cómo voy a estar a gusto conmigo si no sé cómo soy?

Por mucha Operación Bikini que nos hayan metido en la cabeza, La Operación de verdad para sentirte bien con tu cuerpo empieza conociéndote y reconociendo las partes de tu cuerpo.

 

Imagen: Lena Dunham
Imagen: Lena Dunham

¿Y si quiero cambiar para sentirme mejor conmigo y con mi cuerpo?

Si hay algo que te está poniendo obstáculos a la hora de disfrutar de tu cuerpo, por supuesto que  puedes cambiar tu estilo de vida para sentirte mejor: llevar una dieta saludable, hacer ejercicio físico o dedicar más atención a tu imagen personal son iniciativas recomendables. Pero el cambio será mucho más efectivo si va acompañado de una consciencia sobre tu cuerpo y su movimiento.

Conozco varios casos de mujeres que después de haberse puesto a dieta  y haber bajado los kgs que querían a la hora de ir a comprar ropa se van directas a las tallas grandes que utilizaban antes. Esto pasa porque el cambio físico tiene lugar sin que lo hayamos procesado en nuestro interior, así que en realidad nos parece que nuestro cuerpo es el mismo. ¿Cómo voy a cambiar algo sobre mí si no sé cómo soy?

Todo es cuestión de práctica y ¡el conocer tu cuerpo también! Sin prisa pero sin pausa puedes empezar a observar y sentir tu cuerpo.

Si necesitas una guía para empezar, puedes ponerte manos a la obra con EL CUADERNO DE EJERCICIOS PRÁCTICOS #OPERACIÓN I FEEL GOOD, que puedes descargar aquí mismo de manera gratuita.

Sólo tienes que inscribirte en el formulario verde que encontrarás en esta misma página (arriba a la derecha) y lo recibirás directo en tu email.

Poco a poco y con buena letra irás re-descubriéndote para que el próximo encuentro con tu cuerpo no sea  una cita a ciegas 😉

¿Quieres aprender a conectar con tu cuerpo?

Si estás en Barcelona, tengo buenas noticias para ti!! Acabamos de abrir las inscripciones del taller BODY CONNECT, el día 4 de julio, donde trabajaremos la conexión con el cuerpo & imagen personal.

Como siempre los grupos de trabajo son reducidos y las plazas vuelan 😉

body connect

Leave a Reply

Your email address will not be published.